Sé feliz sin temor del futuro

Sé feliz sin temor del futuro

En vísperas del día internacional de la felicidad que se celebra el 20 de marzo hablemos sobre “Ser feliz”. Desde 2013, las Naciones Unidas han celebrado el Día Internacional de la Felicidad como reconocimiento del importante papel que desempeña la misma en la vida de las personas de todo el mundo. Sin embargo, la felicidad hoy en día está seriamente amenazada. “Ser feliz” es uno de los deseos más repetidos y universales, junto al “tener salud” o “tener dinero”. La felicidad y la alegría son sentimientos que van de la mano, aunque no son exactamente lo mismo: se considera que la alegría es momentánea y que la felicidad perdura un poco más en el tiempo.

Sea como sea, tanto la alegría como la felicidad son muy importantes en nuestras vidas.

El objetivo hoy es reflexionar sobre la importancia de la felicidad en nuestras vidas y sus efectos sobre la salud mental y física y el bienestar, los cuales son muchos:

  • Disminuye el estrés y la ansiedad
  • Las personas felices tienen un rendimiento académico y laboral superior
  • Hace que tengamos una mayor autoestima y fortaleza
  • Ayuda a conciliar el sueño más rápido y a tener descansos más reparadores
  • Mejora el sistema inmunológico

Más allá de los beneficios físicos que pueda tener en nuestro cuerpo veamos la verdad sobre la felicidad a la luz de la palabra. En la Biblia dice que debemos ser personas alegres aún en medio de la prueba (1 Tesalonicenses 5:16_18), este versículo nos invita a que a pesar de la tormenta nos mantengamos felices, ya que esta es la voluntad de Dios. Otra verdad que menciona es que Dios puede transformar nuestro llanto en felicidad, puede quitarnos la tristeza y rodarnos de alegría (Salmos 30:11). También encontramos que un corazón alegre nos hermosea el rostro, la felicidad es entonces la verdadera fuente de la juventud (Proverbios 15:13).

En la actualidad vivimos en una sociedad necesitada de felicidad, aun los mismos hijos de Dios nos hemos visto envueltos en depresión, ansiedad, estrés y cuanta cosa el mundo nos ofrezca, no me mal interpretes, sé que salir de estas condiciones requiere de ayuda profesional, y si tú padeces de una de ellas no dudes en buscar la ayuda que necesitas, pero si quiero decirte que la misma Biblia nos da la respuesta y la salida para estas, y es buscar la presencia de Dios, mira lo que dice el salmista en Salmos 16:11 (TLA) Tú me enseñaste a vivir como a ti te gusta. ¡En tu presencia soy muy feliz! ¡A tu lado soy siempre dichoso! Al lado de nuestro Señor podemos ser muy dichosos, aunque todo alrededor nuestro se derrumbe y no tengamos explicación para lo que sentimos en el interior, la presencia de Dios puede traernos la certeza de que todo va a estar bien.

Para terminar te dejo uno de mis versículos favoritos:

Está vestida de fortaleza y dignidad, y se ríe sin temor al futuro.

Proverbios 31:25 NTV)

Estos versos describen a la mujer virtuosa, y aunque todos los demás versículos me queden grandes porque soy pésima para tejer y a veces no tomo las mejores decisiones, sí quiero estar segura de ver al futuro confiada de que Dios tuvo, tiene y tendrá siempre el control de mi vida. Ninguna situación del pasado duró para siempre, Él me ha hecho libre del pasado, por lo cual puede también darme felicidad y sacarme de la depresión. Las situaciones que actualmente estoy viviendo un día terminarán porque todo es temporal, así que todo el estrés que tengo hoy puede descansar en que Él es la fuente de mi felicidad y se encarga de mis necesidades. Y no puedo temer del futuro ni sentirme ansiosa porque Él ya estuvo en mi futuro. Así que hoy caminaré siendo feliz, confiada de que en mi futuro también está Dios.

Si necesitas ayuda para visualizar que Dios es el proveedor de tu felicidad no dudes en pedirla.

Julieta de Escobar

Cirujana Dentista

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


METAS COMPARTIDAS, RELACIONES PODEROSAS

POTENCIALIZA TUS HABILIDADES


INSCRÍBETE A NUESTRO PRÓXIMA TALLER